lunes, 26 de octubre de 2009

Función y rol de la familia en la educación del niño preescolar

sesión 8 311009

Objetivo:
Determinar la importancia de la familia en el desarrollo integral del niño preescolar.


Se puede considerar a la familia como un centro de intercambios, siendo el afecto y los bienes materiales los objetos del trueque que allí opera. Estos intercambios son permanentes en el interior de la esfera familiar, naturalmente por lo general son el padre y la madre quienes dan. Los padres establecen todo el proceso de satisfacción de las necesidades y los deseos de los individuos que forman la familia.
Si las condiciones son favorables, el proceso se desarrollará sin tropiezos y la vida familiar transcurrirá en un clima de amor y entrega mutua, si la atmósfera familiar sufre trastornos frecuentes pueden llegar a nacer profundos sentimientos de frustración que van acompañados de resentimientos y hostilidad.


Es importante destacar que cada familia transmite en su organización
interna, pautas y prácticas relacionadas a la crianza de sus hijos, las que están estrechamente ligadas a la herencia de cada uno de los cónyuges, las que se conforman a través del caudal cultural y que sirven de marco referencial a cada grupo familiar.
La familia debe de brindar toda el apoyo disponible al docente de manera que pueda contribuir en la formación de los niños y niñas, puesto que trabajando en equipo se vera mejor resultado. En este sentido, La familia es el modelo que todo niño y niña debiera tomar para su desarrollo personal.

Así mismo la institución familiar, es la que se encarga principalmente de trasmitir valores morales y éticos.
La influencia de los padres en la etapa preescolar se deja también de
forma marcada en la socialización de los roles sexuales. En la familia convencional, las madres tienden a manifestarse como sumisas, emotivas, sensibles a las situaciones interpersonales, afectuosas y aceptadoras; en contraste, los padres suelen parecer como más dominantes, independientes, asertivos y competentes a la hora de hacer frente a los problema.

Es así como en el interior de la familia se reproduce la tipificación sexual que caracteriza a nuestra sociedad, de forma que los niños tenderán a imitar estos patrones, sobretodo cuando estos modelos resultan atractivos y son afectuosos. .
La familia influye de modo indirecto en muchas ocasiones, sobre relaciones del niño con sus compañeros: a través del lugar que elige para vivir, sus reacciones ante el comportamiento social del niño, los valores que sostiene en torno al grado de importancia que tienen para el niño estas relaciones, el grado en que cree que debe controlar la vida de los hijos o su concepción sobre cómo cree que deberían estar estructuradas estas amistades el modelo que los padres aportan cuando interactúan con sus propios amigos.

De tal manera, entonces la influencia de la familia sobre los niños durante los años escolares se deja notar e diferentes dimensiones evolutivas (agresividad, logro escolar, motivación de logro, socialización de los valores sexuales), de forma similar a como sucedía en años preescolares. En general, son los estilos educativos y democráticos, por su juiciosa combinación de control, afecto, comunicación y exigencias de madurez, los que propician un mejor desarrollo en el niño.

Los años escolares se caracterizan por la importancia creciente que cobran los contextos socializadores externos a la familia, sobre todo la escuela y el grupo de iguales; los mismos son contextos interconectados. Aún existiendo en cada uno de ellos características que les son propias y que hacen que la familia, las escuela y los iguales sean contextos diferentes, la experiencia en uno de ellos puede servir como facilitador u obstáculo para la adaptación en los otros.
Referencias:

ANPE. El Niño Preescolar. Revistas Nº 1, 4, 14 ,15 ,16 ,18. Caracas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada